Home » Noticias de Jefatura » Un juespeech clásico

Un juespeech clásico

Ya se está acabando el curso para los alumnos de 2º de Bachillerato que han sido los protagonistas casi en exclusiva de esta aventura de los Juespeech.  Por eso  supone un esfuerzo cada vez mayor preparar y presentar un discurso.

El jueves pasado Ana Lassa se atrevió, venciendo su timidez y nerviosismo, a preparar y defender ante el auditorio una adaptación del Discurso en defensa del inválido, obra del orador griego Lisias: un inválido ateniense había sido acusado de recibir un subsidio de invalidez que no merecía porque, en realidad, era un falsante y no tenía ninguna minusvalía física, sino que montaba a caballo y tenía un oficio que le permitía vivir holgadamente. Ana, en nombre del inválido, se defendió atacando a su acusador y apelando a la compasión  de los jueces; sus argumentos carecían de lógica: que si montaba a caballo para ir a sitios lejanos, que si los caballos no eran suyos, que si el subsidio se lo habían dado por decisión de muchos y no podían quitárselo por la envidia de uno solo, que si ahora que era viejo no podían quitarle aquello que había disfrutado de joven… No sabemos lo que votó el tribunal ateniense en el siglo IV a. C., cuando fue pronunciado el discurso original, pero  el jurado del juespeech se dividió.

 

Como el juespeech se desarrolla en el hall, que es lugar de paso en los recreos, es habitual que haya mucho ruido y la megafonía no siempre lo compensa como debiera. Este jueves, nuevamente, echamos de menos un entorno con menos reververación y más amable para el orador. Se buscan ideas para conseguirlo.

 

I.E.S. MIGUEL SERVET - Paseo Ruiseñores, 49-51 | 50006 Zaragoza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies